Pedir un café y pedirlo de nuevo: Una intervención permacultora

Uno de los desafios que muchos permacultores sienten es la necesidad de compartir la conciencia de la permacultura con la sociedad en general…

Acá les comparto un acto sencillo y muy divertido para socializar la permacultura en tu ciudad o tu pueblo.

Mientras estás sentada en un lugar para pedir un café, preguntalé a la moza si sería posible que ellos te entreguen los restos de café que se producen al realizar tu pedido.

Decíle algo como, “Tengo una huerta en mi patio (o balcón), y estoy aplicando los principios de la permacultura para generar ciclos de abundancia y fertilidad en todos los entornos que habito. Los restos de café son buenisimos para hacer compost y mejorar la tierra. También es una forma de convertir desechos de la cafetería en un recurso positivo.”

Una versión muy corta puede ser “Perdon, se puede llevar los restos del café a casa? Son para mi huerta..”

La definición de la permacultura (corta o larga) que le das, tu razon de querer los restos de café, y la conversación que sigue pueden variar mucho según la persona, vos y la situación. Pero en general, esto es una forma muy facil, y muy amable de introducir el tema de la permacultura a un negocio y a las personas que trabajan ahi. Ademas, ya que pediste un café, sos un cliente entonces no debería ser un pedido tan extremo.

Las fotos que siguen muestran la primera vez que hicimos (mi compañera y yo) este acto en una café en el centro de la ciudad de Córdoba.

Las muchachas de la cafetería, contentas con su nuevo rol en un diseño de permacultura urbana.
Las muchachas de la cafetería, contentas con su nuevo rol en un diseño de permacultura urbana.

Verónica habló con las chicas que estuvieron trabajando, y les encantó la idea. Después de tomar nuestros cafés, ellas nos entregaron los restos de café en una bolsita para llevar a casa. Se sintieron bien por el hecho de haber ayudado con algo positivo. Fue también la primera vez que se enteraron de la palabra permacultura.

En nuestra experiencia acá en Córdoba capital, hay cada vez más personas interesadas en las huertas, en temas que tienen que ver con la ecología, productos orgánicos y otras practicas afines. Esta intervención es maravillosa para empezar a dialogar con la gente sobre estos temas, y conectar el concepto de lo ecológico con el entorno concreto que habitamos: la ciudad.

Es muy comun pedir una cajaita para llevar los restos de comida a casa, por qué no llevar los restos de café para tu heurta. Ya los pagaste al pedir tu café! ;-)
Es muy comun pedir una cajaita para llevar los restos de comida a casa, por qué no llevar los restos de café para tu huerta? Ya los pagaste al pedir tu café! 😉

La bolsa que nos entregaron tenía los restos de nuestros cafés, ademas el café de todas las mesas de ese ratito.

Algunos de los restos de café agregado al compost.
Algunos de los restos de café agregado al compost.
Compostaje en altura. Este balcón está en el 7o piso de un edificio en el centro de la ciudad.
Compostaje en altura. Este balcón está en el 7o piso de un edificio en el centro de la ciudad.
Le damos algunos restos de café directamente a un ficus, que siempre necesita un poco de amor.
Le damos algunos restos de café directamente a un ficus, que siempre necesita un poco de amor.

En la ciudad hay un sinfin de materia orgánica que corre por la ciudad, que puede ser aprovechada para generar tierra fertil. Sabemos por el estudio de la cultura Incaica que ellos convertían casi cualquier fuente de materia orgánica posible en abono para crear suelo de cultivo en todos su pueblos. Asi que no es una idea tan novedosa…

Una vez que hemos hecho este acto en una cafetería, es muy posible que peguemos onda con el lugar y que la proxima vez, nos ofrecezcan una bolsa grande, con todos los restos de café que se acumulaban en un dia, que se iban a tirar con la basura. Esa recolección ‘sistematica’ require otro grado de compromiso, pero vale la pena. Es un horizonte bastante amplio, y agrega otra dimensión fascinante a la magia de la ciudad.

2 pensamientos en “Pedir un café y pedirlo de nuevo: Una intervención permacultora”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s